Cirugía Estética Cara
 Nariz
 Mentón
 Párpados
 Cara
 Orejas
Cirugía Estética Cuerpo
 Lipoaspiración
 Mamas: Aumento
 Mamas: Reducción >
 Abdominoplastía
 Aumento: Piernas
 Aumento: Gluteos
 Remodelación Corporal
Reducción Mamaria
Mamoplastía de Reducción

La reducción mamaria es un procedimiento quirúrgico que disminuye el tamaño y le da forma a las glándulas mamarias grandes. Permite a la paciente una actividad física  más amplia, alivia el dolor del peso mamario provocado en los hombros, cuello y espalda y mejora la apariencia individual.

         
     
 

Las mujeres con mamas grandes, además del defecto estético, muchas veces sufren de dolor en la columna vertebral y en los hombros por exceso de peso.

 

El resultado después de la cirugía muestra una adecuada forma y proporción de las mamas. Las cicatrices con el tiempo son poco notorias y  se esconden fácilmente con la ropa interior o trajes de baño.

 
         

Consideraciones pre-operatorias 
Se deben analizar las expectativas en cuanto al tamaño, forma posición de los pezones y cicatrices. Hay que tomar en consideración que el resultado deseado es mejoramiento y no perfección. Se explicará los detalles específicos del caso de cada paciente, incluyendo la técnica quirúrgica, posibles resultados el tipo de anestesia  y posibles riesgos de la operación.

La Cirugía 
La reducción mamaria  posiciona la caída y con frecuencia puede  reducir el tamaño de la areola. Se realiza para reducir mamas desproporcionadamente grandes y caídas. Se realiza con la paciente hospitalizada y con anestesia general. Esta es una cirugía que debe ser realizada por un cirujano plástico calificado. 

Las mamas grandes que en algunos casos constituyen un gigantismo desarrollan problemas graves en su columna vertebral.  Esta alteración debe ser evaluada por un médico traumatólogo. Ese especialista podría recomendar una reducción quirúrgica del volumen mamario para mejorar la situación de la columna. Esta recomendación puede avalar una operación por ISAPRE

La técnica quirúrgica más corrientemente empleada implica cicatrices alrededor de la areola, una cicatriz vertical entre la areola y el surco submamario y una cicatriz horizontal que dada ubicada en el mismo surco. A través de las incisiones, el cirujano, saca el exceso de tejido: piel, grasa y mama. El procedimiento dura alrededor de dos a tres horas. 
 
El post-operatorio 
El dolor post-operatorio es de leve a moderado y puede durar uno o dos días. Este dolor es tratado eficazmente con analgésicos.   La estadía hospitalaria es de uno o dos días.   Se debe usar un sostén adecuado en las primeras semanas después de la cirugía.   Los puntos se retiran dentro de los quince primeros días del post-operatorio.

La cicatrices de la reducción mamaria son generalmente de buena calidad, pero son de cierta extensión y permanentes. La paciente debe aceptar el cambio de mamas grandes y poco estéticas sin cicatrices, por mamas más pequeñas y más bonitas, pero con cicatrices.   Estas cicatrices son más visibles el primer año, haciéndose luego menos notorias. Dado que las mamas generalmente no son similares en cuanto a tamaño y forma antes de la cirugía, después de la reducción mamaria puede persistir una ligera diferencia. 

La paciente puede levantarse al primer día del post-operatorio y reasumir su rutina normal. Los ejercicios no son recomendados sino hasta después de tres o cuatro semanas.

Las mujeres con expectativas claras acerca de la cirugía y bien informadas, tienen generalmente resultados que la satisfacen plenamente

 
 
 
© 2013 Doctor Gastón Rojas G. - Santiago - Chile - Teléfono: (56-2) 2657 9670 - email: doctor@gastonrojas.cl Asesoria Web asesoria web